Inicio

IFAIMA, Federación Internacional de Asociaciones de Gestión de Información Aeronáutica, expresa su más sincero pesar, solidaridad y apoyo a los familiares de los fallecidos en el trágico accidente del vuelo LMI2933 que tuvo lugar el pasado 28 de Noviembre de este mismo año en las proximidades del aeropuerto de Río Negro (Medellín, Colombia).

A raíz de los acontecimientos sucedidos a doña Celia Castedo, empleada de AASANA (Asociación de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea) que estaba de servicio y recepcionó el plan de vuelo del LMI2933, y que según se ha sabido parece haber recibido presiones de sus superiores, ha sido despedida, acusada penalmente y además está siendo objeto de persecución mediática sin respeto alguno a sus derechos constitucionales. Todo lo cual la ha empujado a buscar refugio en Brasil, país que está estudiando su petición de asilo.


IFAIMA expresa su más profundo rechazo y desacuerdo con el proceder de las autoridades aeronáuticas bolivianas y las instituciones gubernamentales competentes del país.

Dado que todavía se está en proceso de investigación del accidente, recolección y análisis de toda aquella información que pudiera ser relevante, IFAIMA manifiesta su rechazo a que se haga pública información esencial de seguridad que pudiera no solo llevar a conclusiones erróneas, sino afectar a la integridad de doña Celia Castedo y de otros miembros del personal.

IFAIMA insta al Fiscal del Distrito a abstenerse de entablar acción legal y/o penal alguna, antes de que oficialmente concluya la investigación del accidente que está siendo llevada a cabo por la autoridad aeronáutica competente.
IFAIMA pide que se respeten los derechos constitucionales de doña Celia Castedo y asimismo pide que las autoridades aeronáuticas y organismos institucionales de Bolivia implementen la política europea sobre Cultura Justa que se detalla más abajo. En lo que concierne a IFAIMA, doña Celia Castedo estaba desempeñando las funciones laborales que le eran propias desde el más absoluto cumplimiento de la normativa de la Organización para la Aviación Civil Internacional (OACI), de los Procedimientos para los Servicios de Navegación Aérea (PANS) y de las Normas y Procedimientos Recomendados (SARPS), todo ello incluido en la “Convención para la Aviación Civil Internacional“ firmada por los Estados el 7 de diciembre de 1944.

IFAIMA recuerda que la Comisión Europea junto con los denominados ATM Partners firmaron hace no mucho la llamada “Declaración Europea sobre Cultura Justa“ en la que se incluyen toda una serie de principios que fomentan la implementación de la Cultura Justa en las políticas internas de las organizaciones del mundo de la aviación.

De dicha Declaración Europea sobre Cultura Justa, IFAIMA quisiera destacar tres artículos:

“4. El análisis de la información sobre sucesos notificados debe centrarse en primer lugar en el estudio del desempeño del sistema y de posibles factores contribuyentes y no debe ser utilizado para atribuir faltas o responsabilidades, excepto en aquellos casos previstos en el Reglamento (UE) No 376/2014.

“6. Los notificantes de información de seguridad así como toda aquella persona mencionada en la notificación de sucesos, deben ser protegidos de consecuencias adversas de acuerdo al Reglamento (UE) No 376/2014.

“8. Las organizaciones deberán promover una efectiva implementación de los principios de Cultura Justa en el interior de las mismas, a todos los niveles e incluyendo a todos los miembros de la organización, incluidos sus representantes. Todas las partes deberán fomentar el respeto y la confianza mutua promoviendo la cooperación necesaria para ello. Todo el personal de la organización deberá ser formado en los principios de Cultura Justa y se les deberá posibilitar el acceso a toda aquella información que se considere relevante.

IFAIMA, Junta Directiva
www.ifaima.org